Hondureño festeja otro año de vida pero con regalos para otros

0
101

Desde hace unas semanas Martin Ortiz comenzó a recibir regalos por su cumpleaños, que celebra el 19 de octubre. No obstante, estos no solo llegaron de parte de amigos y conocidos locales sino también de personas de otros estados, como Texas y Florida.

Lo que hace que estos regalos sean tan especiales es que ninguno va directamente a Ortiz, sino para su recaudación anual de juguetes para los niños necesitados de Honduras.

Por décimo año consecutivo, viene cumpliendo la promesa de enviar juguetes a los niños de la organización no lucrativa A-Tuto, ubicada en San Pedro Sula, y para el Comedor Infantil de su pueblo Macuelizo, en el departamento de Santa Bárbara.

Ortiz, dijo a La Opinión que dar regalos al prójimo es una dicha que disfruta mucho.

“Yo llegué a este país hace 16 años y para mí es una forma de agradecer todas las bendiciones que Dios me da como haber conseguido trabajos y aprender una nueva lengua”, indicó el hondureño de 37 años de edad.

Entre sus más recientes éxitos, cuenta que logró abrir su oficina Ortiz Public Relations en el centro de Los Ángeles en medio de la pandemia y que la semana pasada fue reconocido como emprendedor del año entre la comunidad hondureña en California por el Consulado General de Honduras.

Martin Ortiz fue reconocido como emprendedor del año por la consul general de Honduras Maria Fernanda Rivera. (Suministrada)

Desde hace unas semanas Martin Ortiz comenzó a recibir regalos por su cumpleaños, que celebra el 19 de octubre. No obstante, estos no solo llegaron de parte de amigos y conocidos locales sino también de personas de otros estados, como Texas y Florida.

Lo que hace que estos regalos sean tan especiales es que ninguno va directamente a Ortiz, sino para su recaudación anual de juguetes para los niños necesitados de Honduras.

Por décimo año consecutivo, viene cumpliendo la promesa de enviar juguetes a los niños de la organización no lucrativa A-Tuto, ubicada en San Pedro Sula, y para el Comedor Infantil de su pueblo Macuelizo, en el departamento de Santa Bárbara.

Ortiz, dijo a La Opinión que dar regalos al prójimo es una dicha que disfruta mucho.

“Yo llegué a este país hace 16 años y para mí es una forma de agradecer todas las bendiciones que Dios me da como haber conseguido trabajos y aprender una nueva lengua”, indicó el hondureño de 37 años de edad.

Entre sus más recientes éxitos, cuenta que logró abrir su oficina Ortiz Public Relations en el centro de Los Ángeles en medio de la pandemia y que la semana pasada fue reconocido como emprendedor del año entre la comunidad hondureña en California por el Consulado General de Honduras.

El inmigrante, quien es mellizo y tiene seis hermanos, dijo que llegó a Estados Unidos a los 19 años con muchos sueños y metas. Comenzó a trabajar en restaurantes de comida rápida y con el tiempo fue escalando profesionalmente. Llegó a trabajar en canales de televisión locales frente y detrás de cámaras.

“Trabajé como asistente en televisión y producción en el Canal 62 y en el Canal 22 hasta que lo cerraron”, dijo Ortiz, quien para ese entonces ya era más conocedor del ámbito del espectáculo.

“Como ya conozco mucha gente por los medios pensé que sería buena idea involucrarlos para ayudar a otros”.
Recuerda que los primeros tres años de recolección de juguetes fue un poco difícil ya que él tenía que pagar de su bolsillo alrededor de $300 para mandar por paquetería las cajas de juguetes.

“Y a mí no me gusta que me den dinero porque no quiero que piensen que lo voy a ocupar para otra cosa. Pero me aseguro que me den juguetes nuevos y no usados”, recalcó. “Los niños siempre se emocionan más cuando saben que los juguetes vienen de Estados Unidos”.

Con el tiempo y tras dar a conocer su causa, más interesados aparecieron para unirse al trabajo altruista de Ortiz.

La iniciativa ccreció a tal punto que, en años previos a la pandemia, algunos dueños de restaurantes le donaron la localidad y aperitivos para que lleve a cabo su evento de cumpleaños y recaudación de juguetes.

Además, las compañías de envíos se animaron a cobrarle solo el 50% del total que cuesta enviar las cajas. “He enviado de tres a cuatro cajas por año”, indicó.

Martin Ortiz (izq.) festejando con los niños de Honduras. (Suministrada)

Llevar sonrisas a los más necesitados

Cuenta que desde qu

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here