Cómo debes limpiar tus audífonos (sin dañarlos) para protegerte de infecciones

0
38

Hay gente escrupulosa, que le gusta la limpieza, y prefiere mantener los virus y bacterias a raya -o por lo menos creer que lo hacen- usando frecuentemente desinfectante para limpiar superficies, el teléfono, la computadora y hasta los audífonos. Están quienes piensan que estas personas son exageradas o paranoicas, pero es que no saben que en objetos tan comunes como los audífonos puede acumularse no solo cera de los oídos, lo cual es de lo más natural, sino también sudor, piel muerta y microorganismos que podrían ser un riesgo para la salud de tus oídos.

El asunto es que, por una parte, la cera que producen nuestros oídos, sirve para protegernos de infecciones, y en ella existen bacterias que viven en armonía en nuestro organismo, hasta que se alteren por algo como que entren microbios extraños. Por otra parte, estos artefactos, prácticamente esenciales en la vida de muchos, son de uso tan común, tan cotidianos, que no siempre tenemos en cuenta que están demasiado expuestos a la suciedad de nuestro entorno. 

Detengámonos a pensar: están dentro de nuestros oídos haciéndonos la rutina en el gimnasio más sencilla, y luego los guardamos en un bolso, los enrollamos en el teléfono, los dejamos en algún mueble o en la mesa junto a la computadora. Al estar en contacto con la cera de los oídos y el sudor, se hacen pegajosos y si esta capa se acumula se convierten en el espacio perfecto para atraer y bacterias que, de nuevo, vuelven a nuestros oídos.

Los audífonos contribuyen al desarrollo de bacterias en los oídos, e incluso intercambiarlos o prestarlos puede incrementar el problema. (Getty Creative)
Los audífonos contribuyen al desarrollo de bacterias en los oídos, e incluso intercambiarlos o prestarlos puede incrementar el problema. (Getty Creative)

De hecho un estudio demostró que en los audífonos de los aviones, después de una hora de uso, aumenta el número de microorganismos como pseudomonas, estafilococos y estreptocos normales en la flora microbiana del oído, pero que son patógenos potenciales, lo que quiere decir que, según ellibro Microbiología Médica, podrían causar una enfermedad en caso de crecer considerablemente.

Asimismo, otro estudio arrojó que los audífonos contribuyen al desarrollo de bacterias en los oídos, e incluso intercambiarlos o prestarlos puede incrementar el problema. «…La transferencia bacteriana aumenta con el uso frecuente y continuo y la posibilidad de que se transfiera es alta, mientras las personas tienden a compartir auriculares mientras escuchan música. Esto también puede aumentar la posibilidad de otitis externa, especialmente si hay alguna abrasión en el oído externo». ¡Espeluznante!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here