XIOMARA CASTRO: DEL INFIERNO AL PURGATORIO

0
55

A la memoria de Napoleón Álvares

quien habría estado feliz,

 como los millones de compatriotas

que salimos a votar

 con entusiasmo el pasado 28 de noviembre.

       El pasado 28 de noviembre hubo, en Honduras, un GOLPE DE AUTORIDAD SOBERANA.

Xiomara Castro es ya la PRESIDENTA electa y será la Comandanta General de las Fuerzas Armadas y, además, la SIRVIENTA Mayor de la clase trabajadora del país.

Asumirá la Presidencia del país como la persona con mayor respaldo popular en 200 años de ejercicios electorales.

       Este diciembre no se parece en nada al de 2017, a sus estado de sitio, a los impunes asesinatos de casi medio centenar de personas que, con valentía y en manifestaciones masivas simultáneas a nivel nacional, salieron a exigir que se respetara su decisión soberana, incluso el 27 de enero de 2018, mientras el mayor Impuesto de la historia hondureña, se consolidaba en el estadio Nacional de la capital, por órdenes expresas de Estado Unidos y el consentimiento de la Unión Europea.

Este diciembre de 2021 es diferente –en medio de la pobreza incrementada (al 74%) como parte de la perversa estrategia de continuar usufructuando el poder de parte del corrupto régimen que ya se va– las sonrisas, las miradas alegres de niños jóvenes y adultos, así como las voces sojuzgadas, acalladas de obreros y empleados de servicio en incontables comercios,  en las calles, los mercados, los centros comerciales parecen los de la gente más feliz del mundo. 

En los últimos 40 años, al menos, no había visto tanta felicidad en los rostros de la gente humilde de mi país.

Claro que saben que no han salido del INFERNAL RÉGIMEN CORRUPTO; pero abrieron la compuerta con valentía y decisión e ingresaron ya al PURGATORIO de la esperanza; porque tienen la certeza de que pronto podrán saborear un pedazo de la la Gloria Terrenal de los Mortales: EMPLEO DIGNO.

LAS RAZONES DE UNA VICTORIA ELECTORAL CONTUNDENTE

UN LIDERAZGO CON BASE EN LOS HECHOS

Las principales razones están en varios hechos fundamentales:

El primero, el liderazgo de “Mel” Zelaya  y Xiomara Castro está sustentado en hechos probados: la obra de su gestión gubernamental. Imborrable en la memoria para, al menos, 4 generaciones de hondureños que han experimentado, muchos casi incrédulos en su momento, que “El Gobierno del Poder Ciudadano”, no era de pura y vaga retórica, sino de un mayor compromiso con los desposeídos, tal como lo demostrara con sus decisiones.

       La decisión que provocó la ira de los sectores oligarcas criollos que se acostumbraron a hacer fiesta con los público desde la Administración Callejas (1990-1994) fue la idea de consultar a la población sobre temas de interés colectivo a través de una CUARTA URNA.

       Así que el golpe de estado del 28 de junio de 2009 fue, desde la óptica de los golpistas (locales y externos) una operación quirúrgica que pretendía extirpar de la idiosincrasia de los hondureños su deseo, ya despierto, de participar en la construcción de sus destino a través de emisión de su decisión por medio de las consultas populares.

En 200 años de vida independiente, Honduras nunca ha tenido una consulta popular para decidir qué hacer para resolver sus muchos problemas colectivos. 

CONCIENCIA LIBERADA

Sin duda, que el segundo aspecto, –en orden de relevancia– es la conformación, por experiencia, de una conciencia liberada; y no de una conducta sumisa, humillada y envilecida  (surgida de la duda metódica) que hoy es habitual en gran parte de la población hondureña; en especial, de la juventud. 

En este sentido, los voceros de los tradicionales medios de  comunicación corporativos pasaron a ser cuestionados abrumadoramente. Y no solo a través de las redes sociales.

Un tercer elemento es la capacidad de resistencia a la que se debe sumar la persistencia de muchos liderazgos de base: comunales, regionales y nacionales de muchos sectores de la clase trabajadora hondureña que, a pesar de las dirigencias traidoras o cobardes, han sabido mantenerse alertas y exigiendo a través de la  protesta de calle, pese a la represión, los encarcelamientos, los procesos legales injustos e ilegítimos y el endurecimiento e incremento de las penas que han pretendido reducir las luchas populares.

      INTERPRETACIÓN DE UNA NUEVA REALIDAD A TRAVÉS DE LA POESÍA

Quien esto escribe había publicado, un poco antes del golpe de estado, el siguiente texto en el que, precisamente, se palpaban estos anclajes importantes que han dado fruto con la elección de Xiomara Castro: 

¿CUÁNTAS HONDURAS SON?

Que nadie se engañe ya,

La Honduras que estaba dormida

Se ha despertado y va,

Con furiosa estampida,

A romper las cadenas

Que le amargan la vida;

Y a terminar con las penas

En que la mantienen sumida.

La Honduras del pueblo entero,

La Honduras del labrador

Es la Honduras que yo quiero,

Porque será la mejor.

Por eso si me pregunta usté:

Que cuál Honduras prefiero,

Le respondo ligero;

que la Honduras de a pie.

La Honduras del ciudadano

Que no se cura en Florida,

La que saluda con la mano

A aquel que la convida.

No la de unos señores,

Que todo se lo han repartido;

Y, al pueblo, los dolores,

En las entrañas metido.

Esa Honduras de cabrones,

De unos cuantos cuatreros;

Y sus otros mandaderos;

Esa Honduras de ladrones,

De vendedores de miedo,

La muerte llegándole está.

A la que daban atol con el dedo

Hoy ha vuelto alegre a la vida,

Ayer estaba dormida,

Hoy levantándose está.

Esa Honduras que ha despertado,

Que por allí rugiendo viene,

Es como un río desbordado

Y ya nadie lo detiene.

Ya muy bien lo dice un refrán:

No hay mal que cien años dure

Ni pueblo que lo resista;

Y como más de noventa van,

Muy claro salta a la vista,

Que aquí se aplica el refrán.

Por eso a la pregunta insistente

Que ¿cuántas Honduras son?

Ya lo diga con la mente,

Ya responda con el corazón,

Sabrán que Honduras hay dos:

La que se quedó dormida

Y la Honduras que despertó. 

UN RUIDO, QUE SUENA, QUE SUENA…

Oigo un ruido que suena, que suena, que suena;

Parece el grave y profundo rugir de la tierra.

Más intenso que cien mil cañones de guerra

Y más extenso que todo un desierto de arena.

No es un volcán que a los cielos expulsa ceniza

Ni una inmensa manada de leones hambrientos

Ni un huracán tropical de estruendosos vientos,

Que arrastra, en su alada furia, los techos a prisa.

Es un pueblo que ha sacudido todas sus penas,

Es un pueblo que estuvo quinientos años dormido,

Es un pueblo que hoy, por fin, rompió sus cadenas;

Es el pueblo de Honduras que hoy está decidido

A que no le construyan más palacios de arena.

Ese es el ruido que suena, que suena, que suena…

       Hay, por supuesto, muchas más razones complementarias; pero ni Mel ni Xiomara ni los liderazgos fortalecidos de varios dirigentes obreros, gremiales, campesinos, estudiantiles, docentes, entre otros, han sido parte de la llegada a este acontecer gratificante para la sociedad hondureña.

      UNA INTEGRANTE ATÍPICA DEL CNE

       Mención aparte, en ese sentido, merece el papel de otra mujer militante de Libre: Rixi Moncada como integrante atípica, en el actual Consejo Nacional Electoral de Honduras, por cuya razón, desde los medios corporativos (poder mediático de la oligarquía y vocerío estridente y difusor de un pensamiento único) se la ha atacado de mil y una formas.

      EL PANTEÓN DE LOS APELLIDOS MEMORABLES DE LATINOAMÉRICA

Hay apellidos memorables en cielo de los héroes y próceres latinoamericanos: Bolívar, Morazán, Martí, Morelos, Guerrero, Cárdenas, Guevara, Morales, García Linera, Correa, Perón, Chávez, Fernández, Sandino, entre otros y, por supuesto, Castro (por Fidel y Raúl). 

       En 2026 sabremos, definitivamente si, junto al Zelaya de «Mel», se agrega el de su esposa Xiomara. 

       A muchos ha sorprendido el arrollador triunfo electoral de Xiomara Castro, Presidenta Electa de Honduras para el período de Gobierno 2022-2026.

       Elección atípica, aunque finalmente no fuera abusivamente fraudulenta a la hora del escrutinio final. Sin duda, una de las claves para obtener esa amplia diferencia, aunque pudo ser un 5‰ mayor, por lo menos. 

      

DEL INFIERNO…

El infierno de los últimos 12 millones de hondureños votaron por la esperanza de alcanzar un pedacito de la Gloria Terrestre: empleo digno; aunque tengan todavía en el paladar el sabor amargo de vivir en una narco-estado que se cae a pedazos, ante los desencajados rostros –con perdidas miradas adobadas por el llanto cobarde de la criminalidad organizada bajo la ilegítima legalidad de una partido político que deberá, necesariamente, proscribirse más temprano que tarde– de la cúpula político-empresarial que sacó ventaja con el golpe de estado de 2009, para, con apoyo externo, hacer del Estado, su institucionalidad, un aparato favorable al pillaje de todo cuanto se pudiese arrancar al subsuelo, a los ríos, a los bosques, a su favorable franja costera del Mar Caribe; y al vergonzante reparto de territorios –con sus habitantes incluidos– a través de la invención de unas ZEDES concebidas para facilitar el tráfico de productos ilícitos y el lavado de activos de todo lo robado impunemente en estos doce años.

       Xiomara castro es, pues, PRESIDENTA ELECTA; y será, a partir de enero 27 de 2022, la COMANDANTA GENERAL DE FFAA, así como SIRVIENTA MAYOR de la clase trabajadora hondureña y la GUARDIANA de los ríos, las reservas biológicas y forestales; pero no la SIRVIENTA HUMILLADA de las menos de 20 familias oligarcas del país.

       Esto último es lo que yo interpreto y deseo.

Jorge Luis Oviedo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here