Yo no digo patria

0
126

Jorge Luis Oviedo

Yo no digo patria

Sino mi casa

La plenitud del verde

Que tenían los pinos en mi infancia

Yo no digo patria

Sino las tantas veces que he sido niño

Bajo la sombra de los árboles

O en medio del vocerío feliz

De los pájaros cantores

Sumergido en las cantarinas aguas del algún río

Yo no digo patria

Sino las calles mi pueblo

El perdurable rostro de sus piedras

Enraizadas hace mucho en la memoria

Y en el ritmo de mi andar

Yo no digo patria

Sino mi madre

Y su voz resonando

En el eco profundo de mis oídos

Sus gritos

Sus regaños

Sus ansias desbocadas

Y su imagen de la espera en mi retina

Para que nunca nos pasara nada

Yo no digo patria

Sino las aguas de todos los torrentes

La sonoridad particular de la lluvia en los tejados

El retumbar del río en la hondonada

La estampida furiosa de las corrientes

Que se juntan en busca

De su perdido mar antiguo

Y van al encuentro

De las aguas más profundas y saladas

Sin alejarse nunca del hondo límite del entorno familiar

Yo no digo patria

Sino los frondosos guanacastes

Sus extendidas ramas

Su sombra vasta

Tan noble como la de un hogar

Para mí los recios robles en la serranía pedregosa

Y los altos pinos odoríficos

Levantados como astas de banderas victoriosas

Son la patria

Yo no digo patria

Sino el sólido olor de las vacadas

O el agradable olor del café recién tostado

Adueñándose de la tarde y de todo el vecindario

Yo no digo patria

Sino el recuerdo de un tren alejándose

En la llanura costera

Cargado de plátanos y gentes

Y que aún resuena en mis oídos

Y me acompaña en los atardeceres

Yo no digo

Formas y colores

O símbolos nomás

Sino los ritmos interiores

Las canciones de la infancia

El repicar de las campanas

Los amaneceres tropicales

Las grandes multitudes que se juntan

Exigiendo el respeto a sus derechos

Y el rechazo al uso de la fuerza

Yo no digo patria

Sino mi casa

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here