Ajá, y es que no hay corrupción en este gobierno? pregunta ex presidente Lobo a la MACCIH

0
425

TEGUCIGALPA,HONDURAS.-El expresidente, Porfirio Lobo Sosa, acusó este martes a la Misión de Apoyo Contra la Corrupción e Impunidad en Honduras (MACCIH) de estar coludida con el gobierno de Juan Hernández.

“A los jinetes les va a llegar su turno”, dijo al dirigirse a los altos funcionarios que, según él, son quienes están abusando del poder para acusar a su gobierno y a miembros de su familia por actos de corrupción.

Anunció que los nombres de “los cinco jinetes del Apocalipsis” los dará a conocer próximamente, pero que se le tenga paciencia porque las cosas se darán poco a poco.

Esto lo advirtió a su llegada la mañana de este martes a los juzgados de Tegucigalpa para solidarizarse con su hermano, Ramón Lobo Sosa, quien junto al ex administrador de Casa Presidencial y actual diputado al Parlamento Centroamericano (Parlacen), Wilfredo Cerrato Durón, fue acusado por la MACCIH de apropiarse de 8.4 millones de lempiras.

Lobo Sosa fustigó que a su hermano se le ha violentado el debido proceso y la presunción de inocencia, porque el vocero de la MACCIH, Luiz Antonio Guimarães Marrey, se ha adelantado a decir que hay suficientes pruebas para emitir una sentencia condenatoria, usurpando de esa manera, las funciones del Ministerio Público.

Señaló que la Organización de Estados Americanos (OEA) —patrocinador de la misión anticorrupción— pese a ser tutelar de los derechos humanos está violentando los tratados, convenios y declaraciones internacionales sobre derechos humanos y la propia Constitución de Honduras. Particularizó la violación a la Declaración Universal de los Derechos Humanos, el Acuerdo de Cartagena y el Pacto de San José.

“Cómo puede venir aquí a decir uno que representa la OEA que, alguien es culpable y que no hay duda, cuando uno tiene derecho a ser escuchado en juicio”, manifestó el ex gobernante al delimitar la función de la MACCIH al de acompañamiento, investigación y colaboración con el Estado hondureño.

La misión anticorrupción está violentando la función que la Constitución otorga al Fiscal General de la República, que establece que “la función del Fiscal General es indelegable”. Entones, “cómo va a aparecer un extranjero, que está en una misión de colaboración, de acompañamiento, diciendo lo que debe decir el Fiscal General”, cuestionó.

Enfatizó que la Sala de lo Constitucional ya ratificó cuáles son las funciones de la MACCIH, pero pese a ello se sigue irrespetando la ley y la propia sentencia judicial. ¿Entonces, en qué país estamos?, se interrogó al confirmarse a sí mismo que el caso de su hermano y el de su esposa, Rosa Elena Bonilla es “un show para tapar grandes casos de corrupción”, y si actúan en su contra es porque ocupan figuras a quien acusar.

Lobo Sosa indicó que la Misión de la OEA tiene varias líneas de investigación, pero que sospechosamente está actuando únicamente en contra de los funcionarios de su gobierno (2010-2014).

“Solo falta que la MACCIH esté coludida, porque no les llama la atención a ustedes que solo están metiendo presos a la gente de mi gobierno. ¿Ajá, y es que no hay corrupción en este gobierno?: Porfirio Lobo Sosa, expresidente de Honduras.

Admitió que en su gobierno hubo corrupción, pero que no es algo exclusivo de su administración porque la corrupción es un flagelo histórico en Honduras.

ADVERTENCIAS A LOS CINCO JINETES DEL APOCALIPSIS

Lobo Sosa apuntó que las violaciones que está cometiendo la OEA es culpa de los actuales gobernantes de Honduras que “están permitiendo que se violente la ley y además de eso, están permitiendo que nos pisoteen nuestra dignidad y eso es inaceptable”.

“Dicen que los extranjeros son los que mandan aquí…bueno ni modo”, expresó, al tiempo que exteriorizó que espera que el día de mañana el Partido Nacional tenga un candidato que respete la dignidad del hondureño, “porque actualmente está pisoteada completamente”.

Recriminó que desde “el país del norte nos insultan, nos tratan de delincuentes, de ladrones, pero solo agachan la cabeza. Por favor tengan dignidad siquiera”, expresó al referirse indirectamente a Hernández.

Lobo Sosa hizo la apreciación ante la acusación vertida hace dos semanas por el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, que acusó al gobierno de Hernández de estar, probablemente, robándose las ayudas que envía su país.

Mientras era acosado con preguntas sobre lo que piensa de Juan Hernández, comentó que “dicen” que quiere volver a reelegirse, pero “tal vez ustedes votan por él”, le dijo al grupo de periodistas que lo entrevistaba, denotando un claro distanciamiento con el jefe de gobierno de Honduras.

Según el expresidente de Honduras en el actual proceso se le ha violentado los derechos a su mano derecha en Casa Presidencial, porque ayer lunes fue capturado. A su juicio, es ilógico pensar que Wilfredo Cerrato Durón, con más de 70 años y su hermano con 91 años, van a salir huyendo de la justicia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here