Cerrado el Instituto Central ante insoportable criminalidad

0
153

Esto publica este dia La Tribuna. Cansadas del acoso delincuencial, las autoridades del Instituto Central Vicente Cáceres (ICVC), cerraron el viernes temporalmente ese legendario establecimiento educativo ubicado en la colonia El Álamo de Comayagüela.

La obligada determinación surgió luego que ayer minutos antes de iniciar la jornada educativa matutina, una alumna fue ultimada a tiros a pocos minutos de llegar al portón de ingreso y ese fue “el vaso que derramó la gota” para suspender las actividades académicas.

Por tal razón, las autoridades del ICVC ayer se reunieron de emergencia para suspender las actividades académicas durante tres días. Lo anterior fue dado a conocer por su director, Alejandro McCarthy, quien indicó que quedaban suspendidas las clases a partir de ayer viernes, hoy sábado y próximo lunes.

Lamentando la situación de violencia, McCarthy señaló que debido a la contratación de agentes privados han logrado controlar la seguridad a lo interno del instituto, pero se les hace imposible resguardar a la población estudiantil en el exterior del establecimiento.

Reiteró el pedido de auxilio a las autoridades policiales y militares que ofrezcan resguardo, principalmente en la calle que conduce de y hacia el bulevar Comunidad Económica Europea (CEE) y que conecta desde el bulevar Fuerzas Armadas. Desafortunadamente en ese instituto educativo, salen de un proceso de luto e ingresan a otro.

La muerte violenta de la alumna Génesis Janeth Colindres López (16), ha desconcertado el estado de ánimo a la población estudiantil y docente, al extremo que muchos docentes tuvieron que ser asistidos médicamente.

El cuerpo de la estudiante Génesis Janeth Colindres López quedó a pocos metros de llegar al ICVC.

ESTADO DE “SHOCK”
“Tuvimos que llevar a varias maestras a enfermería porque entraron en cuadros de shock al conocer la noticia”, detalló McCarthy, a medios de comunicación social.

Los últimos registros indican que del 2014 a la fecha la criminalidad les ha arrebatado al menos seis estudiantes y ahora a esa estadística se suma el deceso violento de la jovencita Génesis Janeth Colindres (16). Es tanta la criminalidad que se vive en ese entorno que recientemente han matado a propietarios de negocios ubicados en los extremos del portón principal del colegio y los delincuentes han ingresado a extorsionar a las cafeterías del instituto, se indicó.

En consecuencia, la mañana de ayer convocaron a una asamblea con carácter de urgencia a todo el personal docente de las dos jornadas, así como a padres de familia y alumnos para tomar decisiones.

Según informó el profesor Marco Tulio Fúnez, en la asamblea determinaron que a partir del lunes, todos “vamos a acciones de protesta para exigir seguridad y compromiso del Estado en los alrededores del instituto”.

Así, añadió que el objetivo es que de una vez por todas las autoridades de las secretarías de Educación y Seguridad den una verdadera protección a los alumnos y docentes que al salir del colegio son víctimas de todo tipo de delincuencia.

CONADEH
Más de 1,000 estudiantes ultimados en últimos años

Las escenas del crimen han sido constantes debido a la muerte violenta de estudiantes.

El titular de la oficina del Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (Conadeh), Roberto Herrera Cáceres, condenó los hechos violentos en escuelas y colegios contra estudiantes y maestros de educación, al tiempo de repudiar la impunidad y alertar sobre desplazamientos forzados de familias.

Ante la ola de hechos violentos que ponen en riesgo la vida de las personas, el ombudsman hondureño exhortó a las autoridades hondureñas a investigar estos casos y poner a la orden de los tribunales a los responsables para que sean castigados con todo el peso de la ley, como lo requiere la vigencia efectiva del Estado de Derecho en Honduras.

Según estudios del Conadeh, cerca de 1,000 estudiantes perdieron la vida en cinco años (2010-2014). Las víctimas fueron estudiantes de primaria, secundaria y superior que perdieron la vida en circunstancias violentas. Durante esos cinco años, unos 500 estudiantes de secundaria fueron ultimados violentamente, es decir un promedio de 100 por año. A lo anterior se suma que durante ese mismo período cerca de un centenar de niños y niñas de primaria perdieron la vida en iguales circunstancias.

La mayor parte de muertes violentas ocurren en las principales ciudades de los departamentos de Francisco Morazán y Cortés, principalmente en la vía pública. Casi un centenar de maestros y estudiantes están en condición de riesgo o desplazamiento forzoso. Asimismo, en el 2016, el Conadeh atendió 757 denuncias, de las cuales 370 constituyen situación de riesgo y 387 casos de desplazamiento.

Del total de casos registrados, se estima que unos 88, es decir el 11.7 por ciento de las denuncias atendidas por el Conadeh, fueron hechas por maestros (47) y estudiantes (41), que de acuerdo a su queja estarían en condición de riesgo o desplazamiento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here