En la Honduras de aqui. Policía dispara contra defensores del agua en Tegucigalpa

0
19

TEGUCIGALPA, HONDURAS.-  Elementos de la Policía Nacional disparan balas de fuego y bombas lacrimógenas contra la población que éste lunes 09 de septiembre continuó con las manifestaciones pacíficas contra un proyecto habitacional que se estaría construyendo en la zona de amortiguamiento del Parque Nacional La Tigra.

Los puntos de manifestación se dieron en la aldea San Juan Río Abajo (salida a Olancho), colonia El Chimbo (salida a Valle de Ángeles), y aldea El Hatillo (zona de El Picacho), con la misma finalidad, defender los bienes comunes de la naturaleza.

Desde hace unos días se ha intensificado la denuncia contra el proyecto “Bosques de Santa María” que desde ya está afectando la fuente que da el 20 por ciento de agua a la capital hondureña, además que el terreno es parte de un  predio cuyo principal objetivo es “la conservación, preservación ecológica y el mantenimiento del potencial hidrológico y territorial de esta reserva”.

El 1 de enero de 1980 se establece como primer parque nacional por el Decreto No. 976-80, actualmente es visitado por nacionales y extranjeros, especialmente para hacer senderismo y disfrutar de un bosque nublado y cuencas naturales, que peligran con la construcción de viviendas en zonas que no deben ser habitadas.

La población ya siente la escasez de agua, el aumento de la temperatura ambiente que además influye la tala del bosque urbano y en zonas protegidas que rodean Tegucigalpa.

En este contexto, siete defensores de los bienes comunes de la naturaleza  de los ríos Guapinol y San Pedro en Tocoa, Colón, fueron enviados la semana pasada a la cárcel de máxima tortura –seguridad- conocida como “La Tolva”, privados de libertad, tras una presentación voluntaria el pasado 26 de agosto ante un juzgado de jurisdicción nacional.

Desde las cuatro de la mañana, pobladores y defensores de los bienes comunes de la naturaleza se tomaron las carreteras  antes mencionadas, y a lo largo del día han sido reprimidos una y otra vez por las fuerzas represoras del Estado, que lanzan hasta agua con químicos irritantes para que los y las manifestantes de dispersen, pero la resistencia ha sido más fuerte.

De llevarse a cabo el proyecto habitacional, se estaría afectado además de Tegucigalpa, los municipios de Valle de Ángeles, San Juan de Flores, Santa Lucía y varias aldeas del Municipio del Distrito Central, que rodean el Parque Nacional La Tigra.

Entre los mensajes que propagan en las protestas es “si toma agua, tome conciencia”

Se ha denunciado el descombramiento de la vegetación para la edificación de mil 886 residencias de lujo, 29 centros comerciales, un hotel de montaña, un club ecuestre y carreteras de penetración en una área de casi 500 hectáreas, de las que más de 100 son parte de la zona de amortiguamiento de La Tigra.

Cabe señalar que las protestas populares se han hecho con quema de llantas y piedras en el camino. En distintos medios de comunicación los y las manifestantes denunciaron ser víctimas de los efectos de gases lacrimógenos y pedradas que lanza la policía y disparos.

La periodista y ambientalista Dolores Valenzuela, afirmó que las protestas son en medio de la falta de agua, pero que esta lucha data desde hace tres décadas con la exigencia de la construcción de represas y que se reforeste las cuencas y micro cuencas en Honduras.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here