WASHINGTON (Reuters) – El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, defendió el domingo a una celebridad de Fox News que realizó comentarios contra los musulmanes, mientras la Casa Blanca rechazaba cualquier intento de ligar al mandatario con el hombre que mató a 50 personas en dos mezquitas en Nueva Zelanda.

La violencia desatada contra los musulmanes el viernes en Nueva Zelanda puso el foco de atención en la retórica de Trump sobre el Islam y revivió las críticas por su manejo de la violencia supremacista blanca.

“Traigan de vuelta a @JudgeJeanine Pirro”, tuiteó Trump en una serie de mensajes en las que culpó a los demócratas de intentar “silenciar a una mayoría de nuestro país”, al tiempo que aconsejó a sus seguidores que “dejen de trabajar taaaan duro por ser políticamente correctos”.

Al mismo tiempo, el jefe de gabinete interino de la Casa Blanca, Mick Mulvaney, compareció en varios programas televisivos dominicales para combatir las críticas que indican que Trump no ha sido lo suficientemente duro en la condena del discurso de odio y ha fomentado el sentimiento antimusulmán.

Cortesía de NTN24

“El presidente no es un supremacista blanco. No sé cuántas veces vamos a tener que decirlo”, afirmó Mulvaney en “Fox News Sunday”.

El viernes, Trump condenó la “horrible masacre” en las mezquitas y la Casa Blanca calificó el ataque como un “acto vicioso de odio”. Al ser preguntado por un periodista sobre si considera que el nacionalismo blanco es una amenaza creciente en el mundo, dijo: “No lo creo. Pienso que es un grupo pequeño de gente”.

El atacante alabó a Trump en un manifiesto como “un símbolo de una identidad blanca renovada y un propósito común”.

Mulvaney dijo que la matanza fue obra de una persona perturbada y no sería justo equiparar al agresor con Trump o cualquier otro político. “No estoy de acuerdo con que haya una relación causal entre que Donald Trump sea presidente y que ocurra algo así en Nueva Zelanda”, comentó en el programa de CBS “Face the Nation”.

Trump fue objeto de duras críticas en los días posteriores a una marcha supremacista blanca que acabó con un muerto y varios heridos en Charlottesville, Virginia, en 2017, ya que equiparó a los manifestantes con los que se opusieron a ella y dijo que “ambas partes” eran culpables.

Pirro, una defensora del presidente, fue reprendida por Fox News el pasado domingo, después de que puso en duda si una congresista musulmana, Ilhan Omar, guarda más lealtad a la ley islámica de la sharia que a la Constitución de Estados Unidos.

El programa de Pirro, “Justicia con la Juez Jeanine”, fue retirado de su horario habitual en la noche del sábado. Fox News no ha confirmado que Pirro haya sido suspendida y dijo el domingo que no hará más comentarios sobre el asunto.

“Hermoso mensaje del presidente tres días después de un ataque terrorista mortal contra los musulmanes – defendiendo a una presentadora que fue suspendida por fanatismo antimusulmán”, afirmó en Twitter Matthew Miller, portavoz del Departamento de Justicia con el expresidente demócrata Barack Obama.

Cámara de representantes EEUU.

Legisladores demócratas pidieron el domingo a Trump que defienda públicamente a los musulmanes tras las matanzas y que reconozca la amenaza que suponen los supremacistas blancos.

Amy Klobuchar,

“Su retórica no ayuda”, dijo la senadora Amy Klobuchar, una precandidata presidencial demócrata, en el programa de CNN “State of the Union”. “Como poco está dividiendo a la gente. Le están usando como excusa”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here